domingo, 23 de noviembre de 2008

El simbolismo

Tanto en el ámbito artístico como poético, el simbolismo se puede considerar como la profundizacíón del romanticismo. El intento de aprehender lo insondable de los estados de ánimo, de sacar a la luz lo inefable e incluso lo invisible, y en general de otorgar protagonismo a lo fantasmagórico frente a lo real, al sueño frente a lo cotidiano y de consagrar la idea en detrimento de la materia -todo lo cual aparecía ya en W. Blake o en C.D. Friedrich-, constituye el universo esencial de la creación simbolista.
Complementando la idea central del simbolismo nos podemos dar cuenta que sea cual sea la corriente de la cual hablemos, el arte siempre saca a relucir los sentimientos de las personas y los estados de ánimo reflejados en éste caso en una pintura famosa que a continuación se presentará:

Arnold Böcklin
La isla de los muertos
(1885-1886)
Conducida por un sombrío barquero, una figura humana revestida de la blancura de un sudario aproxima el misterio siniestro y grandioso del más allá.
El pintor suizo ejecutó varias versiones de éste mismo tema, de clara influencia romántica.
(Museo de Bellas Artes, Leipzig.)
  • Referencia: El Pequeño Larousse (2007)
Saludos Vértice. Gab.
*Recomendación musical: Ska-P - El niño soldado

Art of the Day